El capital natural de Imantag valorado alcanza un valor superior a 131 millones de dólares americanos anuales 21. Si, además, le sumamos las plantas del estrato inferior, el sotobosque, epifitas, parásitas, así como 

la valoración de las funciones fisicoquímicas del bosque (valores de uso directo e indirecto, valores de no uso, valores de opción, valores de casi-opción, valores de existencia y legado), el patrimonio forestal resulta invalorable.